Elsevier | Building Insights, Breaking Boundaries

Si lo prefiere, escríbanos un mensaje y a la brevedad nos comunicaremos

Nombre:

Teléfono:

Institución:

E-mail:

Mensaje:

Puntos de contacto

Regional Director Latin North
Antonio Barradas
Research Solutions Sales: S&T

Mobile: +521 55 44 41 53 70

a.barradas@elsevier.com

Senior Account Manager
Alejandro Hernández
Research Solutions Sales: S&T

Mobile: +52 1 (55) 29 55-20 91

a.hernandezb@elsevier.com

Solution Sales Manager
Lizbeth Ortega
Research Solutions Sales: S&T – Engineering & Geosciences

Mobile: +52 1 (55) 23 20 90 63

l.ortegapaniagua@elsevier.com

Solution Sales Manager
PhD Ricardo Sánchez
Research Solutions Sales: S&T – Life Sciences

Mobile: +52 55 52 00 87 70 ext. 2515

r.sanchezperez@elsevier.com

Core Customer Consultant
Patricia Urias
Research Solutions Sales: S&T – Research Solutions

Mobile: +52 1 (55) 29 55-20 91

p.uriashernandez@elsevier.com

Customer Consultant
Luiz Baginski
Research Solutions Sales: S&T – Engineering & Geosciences


Mobile: +55 21 99482-6627

l.baginski@elsevier.com

Marketing Assistant
Luz Gómez
Research Solutions Sales: S&T


Mobile: +52 55 52 00 87 70 ext. 2508

l.gomez@elsevier-latam.com

Senior Account Manager
Gerardo Guzmán
Research Solutions Sales: S&T

Mobile: +52 (55) 55 43 51 16 98

g.guzman@elsevier.com

Solution Sales Manager
Mario Rios Ospina
Research Solutions Sales: S&T - Research Intelligence

Tel.: +57 1 4735447
Mobile: +57 31 75 50 94 16

m.riosospina@elsevier.com

Solution Sales Manager
Adriana Villegas
Research Solutions Sales: S&T – eBooks


Mobile: +52 55 52 00 87 70 ext. 2514

a.villegasmucino@elsevier.com

Market Development Manager
Lizbeth Cruz
Research Solutions Sales: S&T – Mendeley


Mobile: +52 (55) 43 84 01 25

l.cruz@elsevier.com

Customer Consultant
Moises Moreno
Research Solutions Sales: S&T – Research Intelligence


Mobile: +52 1 55 16 83 45 09

m.moreno.1@elsevier.com

E-Sales Support Coordinator
Adolfo Verdugo

Mobile: +52 55 52 00 87 70

a.verdugo@elsevier.com

Información de la empresa

Historia

Si bien Elsevier tiene sus raíces en el siglo 16, la compañía editorial actual se fundó en 1880. Ha evolucionado de una pequeña casa editorial holandesa dedicada a los clásicos temas académicos a una compañía internacional multimedia y editorial con más de 20,000 productos para las comunidades profesionales de ciencia y salud alrededor del mundo.

El nombre viene de la original Casa de Elzevir, un negocio familiar fundado en 1580.

La historia de Elsevier es un reflejo de una serie de colaboraciones para el avance de la ciencia y salud. Los frutos de la publicación colaborativa con un grupo de científicos visionarios – desde Julio Verne hasta Stephen W. Hawking — creó los cimientos de la publicación científica y médica.

De igual importancia han sido los esfuerzos de los hombres y las mujeres quien han dedicado su vida a la divulgación y uso de conocimientos sobre la ciencia y medicina: los editores, impresores, bibliotecarios, enfermeras, doctores, ingenieros, especialistas de información y los empresarios que están detrás de la publicación de revistas y libros científicos.

Las relaciones que mantenemos con otras grandes editoriales como North Holland, Excerpta Medica, Pergamon, Mosby, W.B. Saunders, Churchill Livingstone y Academic Press también han sido parte integral de nuestro éxito. Esta es solamente una muestra de las compañías que ahora forman parte de la familia Elsevier, cada una de ellas con una riqueza de tradición e historia. Cuando miramos hacia el futuro, nuestro antiguo lema es hoy más apto que nunca: Non Solus — No Solos.




Historia

Hacia finales del siglo 17, el último y más grande manuscrito de Galileo Galilei, Discursos y Demostraciones Acerca de Dos Nuevas Ciencias, fue prohibido por la Inquisición en Italia, y Galileo fue puesto bajo arresto domiciliario. El manuscrito corrió el riesgo de nunca publicarse, hasta que un hombre llamado Louis Elzevir lo introdujo de contrabando a Holanda para publicarlo en 1638.

El prefacio de la edición de 1991 de los Libros de Prometeo de Dos Nuevas Ciencias dice: “Este trabajo, el resultado de más de 30 laboriosos años de experimentación, podría permanecer como el más grande monumento a una vida dedicada a la búsqueda de la verdad científica y en desafío a todas las restricciones a la libertad de expresión”.

Este manuscrito sentó las bases de lo que hoy se conoce como la física moderna.

El último y más importante manuscrito de Galileo corrió el riesgo de nunca salir a la luz pública hasta que Louis Elzevir lo publicó en 1638.



Apoyando a la ciencia
Dos Nuevas Ciencias fue más que ciencia revolucionaria; fue el equivalente de la ciencia misma como un camino hacia el conocimiento. “Galileo simplemente no estaba jugando el juego académico de acuerdo con las reglas establecidas”, escribió la Dra. Kirsten Birkett, Directora del Matthias Centre for the Study of Modern Beliefs en Kingsford, Australia. “Galileo fue un astrónomo matemático, y en la época en que vivió, los matemáticos estaban en el escaño más bajo entre universidades y académicos”.

La filosofía y la religión dominaban la esfera intelectual. Galileo y sus trabajos representaban studios experimentales, matemáticas y lógica. Galileo escribió en una carta: “… Bajo el velo mentiroso de la religión, esta guerra en contra mía … restringe y menosprecia mis aportaciones en muchas direcciones”. Dijo que se sentía desamparado y sólo podía “sucumbir en silencio bajo la lluvia de ataques, revelaciones, burlas e insultos que llegaban de todos los lados”.

El riesgo en publicar su obra fue grande. Anteriormente, en 1600, un filósofo, matemático y astrónomo italiano, Giordano Bruno, fue quemado en la estaca por la Inquisición. Bruno, al igual que Galileo, había declarado que la Tierra orbitaba alrededor del Sol, y que las estrellas en el cielo nocturno eran similares en su naturaleza al Sol. Sus cenizas fueron tiradas al Río Tíber.

Finalmente, un hombre de una familia de impresores, Louis Elzevir, visitó a Galileo en 1636. Técnicamente, a Galileo no se le permitían visitas. Pero Elzevir era, de acuerdo con el libro La Hija de Galileo de Dava Sobel, “uno entre varias visitas distinguidas, incluyendo al filósofo Thomas Hobbes … y el poeta John Milton”. Louis Elzevir estaba en los mejores círculos sociales, y por eso pudo contrabandear el manuscrito a los Países Bajos, donde la persecución religiosa era menor.

A pesar de los riesgos personales y financieros, los Elzevir comenzaron a imprimir en Leiden, Holanda ese mismo otoño. El manuscrito Dos Nuevas Ciencias salió a la luz pública en junio de 1638 y se vendió muy bien.

Como resultado de los riesgos tomados, así como una reputación de excelente impresor, la palabra “Elzevir” llegó a simbolizar: empresa intelectual. Más tarde, Galileo consideraría superior a Dos Nuevas Ciencias que cualquier otra cosa que haya publicado y l más importante de sus obras.

Hoy en día, la misión de Elsevier sigue siendo la misma de la que tenía Louis Elzevir en los años de 1600. Actuamos de manera audaz y valiente para que los trabajos de los grandes científicos como Galileo puedan ser compartidos.